domingo, 2 de diciembre de 2012

Tratamiento de Residuos


Es un hecho conocido, que desde el punto de vista cultural, nos encontramos permanentemente con un sentimiento de rechazo hacia todo lo relacionado con la basura y un progresivo alejamiento con respecto a los residuos en relación con nuestras vidas y actividades cotidianas. Esta decisión se debe a algo que, por desgracia, no es más que una ilusión: la supuesta inexistencia de dichas basuras, por el simple hecho de que estas desaparecen de nuestra vista gracias a los servicios de recolección municipal.
Por ello mismo, los vertedores y las incineradoras se han convertido en el sistema más usado a la hora de manejar los residuos de los núcleos urbanos. No podemos olvidar que, ya va casi para treinta años que venimos hablando, con mayor o menor intensidad, de crisis ecológica, escasez de recursos y problemas ambientales globales.
Actualmente existen algunos metodos para el tratamiento de los residuos solidos, estos metodos se encargan de procesar la basura para que esta sea reutilizada o desechada pero en un lugar adecuado. El Reciclaje, El Compostage, La Incineracion son algunos metodos de tratamientos de los residuos.


El Reciclaje

Para el público en general, reciclar es el proceso mediante el cual productos de desecho son nuevamente utilizados. Sin embargo, la recolección es sólo el principio del proceso de reciclaje.

Una definición bastante acertada nos indica que reciclar es cualquier “proceso donde materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser  utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas”.

Otra definición puede ser la siguiente: “Es un proceso que tiene por objeto la recuperación, de forma directa o indirecta, de los componentes que contienen los residuos urbanos”.

Los objetivos del reciclaje son los siguientes:

·    Conservación o ahorro de energía. 
·    Conservación o ahorro de recursos naturales. 
·    Disminución del volumen de residuos que hay que eliminar. 
·    Protección del medio ambiente. 

El reciclaje permite:

·    Ahorrar recursos 
·    Disminuir la contaminación. 
·    Alargar la vida de los materiales aunque sea con diferentes usos. 
·    Ahorrar energía. 
·    Evitar la deforestación. 
·    Reducir el 80% del espacio que ocupan los desperdicios al convertirse en basura. 
·    Ayudar a que sea más fácil la recolección de basura. 
·    Tratar de no producir  toneladas de basura diariamente que terminan sepultadas en rellenos sanitarios.
·    Vivir en un mundo más limpio.


El reciclar ayuda mucho ya que al utilizar productos que ya considera vamos como basura hacemos que su ciclo vida se extienda y de este modo creamos menos basura.
Estos son unos ejemplos de lo que puedes hacer:

























                                                     Compostaje


El compostaje es un proceso de transformación de la materia orgánica para obtener compost, un abono natural.
Esta transformación se lleva a cabo en cualquier casa mediante un compostador, sin ningún tipo de mecanismo, ningún motor ni ningún gasto de mantenimiento.
La basura diaria que se genera en los hogares contiene un 40% de materia orgánica, que puede ser reciclada y retornada a la tierra en forma de humus para las plantas y cultivos.
De cada 100kg de basura orgánica se obtienen 30 kg de compost.
De esta manera se contribuye a la reducción de las basuras que se llevan a los vertederos o a las plantas de valorización. al mismo tiempo se consigue reducir el consumo de abonos químicos.
Por otro lado, cabe también destacar que con el compostaje doméstico se emiten 5 veces menos gases de efecto invernadero que el compostaje industrial para tratar la misma cantidad de restos de cocina y jardín.










                                  Incineración de Residuos

La incineración de Residuos y sus consecuencias para el medio ambiente

Ante la falta de opciones para eliminar la basura, algunos promueven incinerar los residuos como solución al problema.  Esta alternativa,  que cada día tiene menos adeptos, genera serios daños al medio ambiente y los biosistemas. La quema de basura es incompatible con el RECICLAJE COMPOSTAJE, que es en la actualidad, la única alternativa ecológica para la eliminación de residuos.
Flickr - SWVirginiaDeity's
En los últimos años el mundo  ha cuadriplicado su producción de desechos domésticos, incrementándose esta cifra en tres por ciento por año.  Entre los contaminantes tóxicos que se liberan al aire al producirse la quema, se encuentran dioxinas y furanos (sustancias altamente cancerígenas, resistentes a la degradación y que tienden a bioacumularse en el ser humano),  plomo, cadmio,  mercurio, gases de efecto invernadero (link), gases ácidos y partículas finas.
Las toxinas liberadas por los incineradores también representan riesgos para los seres vivos.
Los contaminantes del aire, tanto gaseoso como articulado, pueden tener efectos negativos sobre los pulmones. Las partículas sólidas se pueden impregnar en las paredes de la tráquea, bronquios y bronquiolos. La mayoría de estas partículas se eliminan de los pulmones mediante la acción de limpieza de los cilios de los pulmones. Sin embargo, las partículas sumamente pequeñas pueden alcanzar los alvéolos pulmonares, donde a menudo toma semanas, meses o incluso años para que el cuerpo las elimine. Los contaminantes gaseosos del aire también pueden afectar la función de los pulmones mediante la reducción de la acción de los cilios. La respiración continua de aire contaminado disminuye la función de limpieza normal de los pulmones.

Prevenir, valorar y verter
Las dificultades para la eliminación de los desechos domiciliarios e industriales pueden ser superadas con políticas de reciclado. Reciclar significa volver a usar como materia prima elementos utilizados y descartados anteriormente, para producir otros nuevos. Esa tarea permite una sensible disminución de los residuos, a la vez que ahorra enormes cantidades de agua y energía. En países desarrollados, el proceso se facilita con la recolección selectiva de la basura. El papel, el vidrio y otros materiales son fácilmente reciclables.
Los materiales reciclables, como los metales, papel, fármacos, cartón, vidrio, plástico o pilas cada vez se recuperan con mayor celeridad. En piases que fomentan el reciclado, cada día más ciudadanos separan los residuos en diferentes bolsas la basura. Una vez depositados en los correspondientes contenedores , se envían a plantas de clasificación y selección desde las que serán trasladados a las distintas fábricas para su reciclado.
El proceso óptimo para el tratamiento de residuos debería basarse en tres aspectos, enumerados por su importancia: Prevenir, valorar y verter.
Prevenir: La tarea mas importante. Se basa en la reducción  de residuos en su origen, tratando de minimizar la cantidad generada, y su reutilización.
Valorar: Se aplicaran medidas para la recogida selectiva de basura, el reciclaje, el compostaje y la valorización energética en incineradoras.
Verter: La descarga en vertederos debe ser considerada como la última solución y la menos buena para el medio ambiente. A ella sólo se debe optar para los residuos que ya no tienen valor porque se les ha extraído toda su materia o energía aprovechable.
Aplicar una la recogida selectiva de basura, reducir la producción de residuos innecesarios y promover el reciclaje, que es hoy por hoy la alternativa con menor impacto ambiental para eliminar residuos.
FUENTES
LaReserva
Tessitore, 1990
Alianza Global para Alternativas a la Incineración/ Alianza Global Anti Incineración (GAIA)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada